Preguntas Frecuentes

Respuestas Orved:

La técnica de vacío se puede aplicar a todo tipo de productos alimenticios, ya sean sólidos o líquidos. El tiempo de conservación, es decir, el tiempo de conservación, dependerá de su naturaleza y calidad.

La fecha de caducidad de un producto, una vez aspirado, varía según el tipo de producto. Para una referencia genérica, puede multiplicar por 3 ó 4 veces la vida media del mismo producto sin vacío.

Sí, tanto los productos crudos como los cocidos se pueden envasar siempre que estén fríos.

Estos productos tienen esquinas y bordes de material duro, que pueden ir y perforar la bolsa, dejando entrar el aire. Para envasar este tipo de productos se aconseja utilizar bolsas de mayor espesor (150/200 micras).

Mientras que el almacenamiento al vacío elimina el problema de los microorganismos aeróbicos, es decir, aquellos que necesitan oxígeno para sobrevivir, el almacenamiento a baja temperatura se utiliza para inhibir el desarrollo de gérmenes y bacterias anaeróbicas, que pueden sobrevivir incluso en ausencia de aire.

La carne puede adquirir un color más oscuro debido a la falta de oxígeno. Su conservación, por lo tanto, no se ve comprometida y el producto, después de una hora de exposición al aire, recuperará su color habitual.

Para ser envasados al vacío, los productos descongelados deben ser cocinados primero.

Además de los alimentos, la técnica de vacío permite proteger del aire y del tiempo una gran variedad de objetos sensibles a la oxidación, como cubiertos, joyas, papeles, documentos, pilas alcalinas y películas. Además, esta tecnología también puede utilizarse para reducir el tamaño de los pañales, sábanas y pequeñas prendas de vestir, eliminando, entre otras cosas, la posibilidad de contaminación por ciertos alérgenos, como los ácaros.