Almacenar en la nevera

Almacenar alimentos envasados al vacío en la nevera (+3/5°)

Almacenar alimentos envasados al vacío en la nevera es un aliado útil para las familias que no tienen mucho tiempo para dedicarse a cocinar.

Los alimentos pueden ser preparados cuando hay un momento de tiempo disponible, luego envasados al vacío en la nevera para ser utilizados también en pequeñas porciones y en diferentes momentos. Será posible centralizar las compras de alimentos en los días en que se disponga de más tiempo, y envasar los alimentos en porciones diarias, evitando así pérdidas innecesarias de dinero y tiempo!

Apricots

Estos hermosos frutos de piel aterciopelada, además de ser muy sabrosos, también son ricos en vitaminas y minerales (calcio, cloro, hierro, fósforo, sodio, potasio y azufre). Para aprovechar al máximo sus características, lo ideal es la conservación al vacío en el frigorífico: basta con limpiarlos con un trapo (sin lavarlos con agua, porque esto comprometería su conservación) y utilizar recipientes rígidos para evitar las abolladuras.

Cítricos

Cuando se almacenan a temperatura ambiente, pronto se ven afectados por el moho. El vacío, por otro lado, los conservará mucho más tiempo evitando este molesto inconveniente. Dependiendo del grosor de la cáscara, se puede elegir entre bolsas o contenedores rígidos.

Mantequilla

La mantequilla, al ser una sustancia grasa, también experimenta un proceso de oxidación que la hace rancia. Por lo tanto, también en este caso, la conservación al vacío representa una excelente solución.

Chuletas, costillas

Para evitar que los huesos perforen la envoltura, es necesario eliminar las partes más puntiagudas, o al menos alisarlas. Para una máxima seguridad, lo mejor es envolver la carne con papel de aluminio.

Carne picada, pulpa deshuesada

Separarlas en pequeñas porciones y envolverlas en gasas de comida. Después de eso, proceda con el envasado al vacío: el alto valor nutritivo de estos productos alimenticios (ricos en proteínas nobles) se mantendrá sin cambios por mucho más tiempo.

Cerezas, ciruelas y uvas

Estas frutas particularmente ricas en vitaminas, minerales y azúcares, pueden ser bien conservadas con el envasado al vacío. Para evitar que se aplasten, se deben utilizar contenedores rígidos. Quesos enteros o rallados. Si se conservan con esta técnica, no serán atacados por el moho ni se secarán. En el caso de los quesos blandos, será necesario quitar la corteza y colocarla, envuelta, en contenedores rígidos.

Hongos frescos

Límpielos con un trapo (sin usar agua) y guárdelos en contenedores rígidos.

Manzanas

Las manzanas también deben ser limpiadas, pero sin usar agua. Colocadas en contenedores rígidos, permanecerán jugosas y no perderán sus muchas vitaminas.

Pasta, ravioles frescos

Se pueden conservar siguiendo las mismas indicaciones sugeridas para la pasta y los ravioles secos: colocándolos en bandejas o en contenedores rígidos. También es posible conservar el relleno.

Pez

Antes de envasarlos al vacío, envuélvelos con papel de aluminio. Las bolsas son preferibles a los contenedores. El pescado se conservará mucho más tiempo sin oler mal.

Dolores

Cuando se conservan al vacío se mantienen jugosas y fragantes como si estuvieran recién cosechadas, sin perder sus vitaminas. También en este caso, deben ser limpiados sin agua, y almacenados en contenedores rígidos.

Carnes curadas, jamones, mortadela

El almacenamiento al vacío evitará la oxidación. Puede elegir mantenerlos en bolsas o en contenedores rígidos.

Verduras, hierbas

Limpiarlas bien, sin usar agua, y preferiblemente almacenarlas en contenedores rígidos.